Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
El pueblo de Franschhoek (Rincón francés), escondido entre los viñedos del Cabo de Sudáfrica, es conocido como la capital de la gastronomía del país. Las galerías y las tiendas de antigüedades colman las calles rodeadas de árboles, y los viñedos, con más de 300 años de historia, abundan en las colinas de las afueras del pueblo. La cata de vinos, la pesca de trucha y...
Lee más
21.217
viajeros escribieron una opinión sobre Franschhoek
Sé el primero de tus amigos en ir
Mira qué dicen tus amigos sobre Franschhoek
Iniciar la sesión con Facebook
WAS-CPT
La tarifa aérea más baja encontrada recientemente para viajeros como tú
|
Clima local
Por Weather Underground
21° 12°
noviembre
23° 13°
diciembre
24° 15°
enero
25° 15°
febrero
Mapa
Satélite
Actualizaciones de mapa en pausa. Acerca el mapa para ver la información actualizada.
Restablecer zoom
Actualizando mapa…
Franschhoek
Sudáfrica
dd/mm/aaaa dd/mm/aaaa
    No hay marcas en tu vista general. Prueba moviendo el mapa o cambiando tus filtros.
    • {providername} {price} Consulta el sitio
    {providername} {price} Consulta el sitio
      {listitems}
    Los {num} sitios están OCUPADOS.
    No podemos encontrar precios para este alojamiento

    Los mejores restaurantes en Franschhoek

    Explorar todos los restaurantes

    Las mejores atracciones en Franschhoek

    Explorar todas las atracciones

    ¿Eres una organización turística de Franschhoek?

    Otros Destinos
    Destinos populares en Cabo Occidental
    Hoteles en Stellenbosch
    198 hoteles, 9.476 opiniones
    Información sobre el precio

    *Los precios se basan en viajes de 1-21 días. Estas son las mejores tarifas encontradas por los viajeros que buscaron en TripAdvisor y en un grupo selecto de nuestros socios en las últimas 72 horas. Los precios de los boletos y la disponibilidad de los asientos cambian con rapidez y no se pueden garantizar.