Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

Estancia Tercera Barranca

Viajero (97)
Habitación y suite (19)
Comedor (8)

Información

N.º 9 de 11 hoteles en Parque nacional Torres del Paine
Ubicación
Limpieza
Servicio
Calidad/precio
Servicios del establecimiento
Estacionamiento gratis
Restaurante
Bar/Salón
Wi-Fi pública
Características de la habitación
Habitaciones para familias
Habitaciones para no fumadores
Es bueno saberlo
CATEGORÍA DEL HOTEL
ESTILO DEL HOTEL
Vista a las montañas

Ubicación

Vista completa
Contactar
Laguna Azul, about 130 kms from Puerto Natales, Parque nacional Torres del Paine Chile
Cómo llegar al establecimiento
Aeropuerto Teniente J. Gallardo82 km
Ver todos los hoteles cercanos
92Opiniones
8Preguntas y respuestas
1Consejo sobre habitaciones
Calificación de viajeros
  • 48
  • 19
  • 13
  • 5
  • 7
Época del año
Tipo de viajero
Idioma
  • Más idiomas
Filtros seleccionados
  • Filtrar
  • español
El primer problema fue poder encontrar el lugar. Bajamos el mapa de la página y no corresponde. Una vez perdidos, no tienes como buscar información ya que son parajes desolados y la estancia no tiene teléfono. Para los que vayan subiré el mapa que me dieron cuando llegamos ( qué igual tiene una ruta que no está disponible ) Queda a una hora exacta de la portería al parque Laguna Amarga ( la mitad camino de ripio) La comida muy básica y a un precio bastante elevado, $20.000 la cena sin ningún bebestible. No tienen actividades para ofrecer. Tienen mala información del parque y otros servicios Todos los días tomamos desayuno con el comedor lleno de humo. La Luz se corta a las 23 hrs. No hay calefacción en la noche. Lo que ofrecen en la página web no corresponde a la realidad. Rescatable : habitaciones y camas cómodas. Personal muy amable y gentil.
Leer más
Lo bueno: la estancia es muy linda. Las habitaciones son lindas, cómodas y limpias. El personal, amable. Eso, en un hotel de ciudad, alcanza. Al margen del Parque Nacional, no. Lo malo: 1) el personal no sabe absolutamente nada. Cuando llegamos pedimos un folleto de Torres del Paine: no tenían. Preguntamos: no sabían. Había un cliente alemán que necesitaba nafta: le dijeron que ellos no tenían y no le ofrecieron ninguna solución (tienen grupos electrógenos, difícil que no tengan nada. Además, el tema del combustible es un gran problema dentro del Parque, ya que solo hay en Puerto Natales: deberían ayudar a los clientes) 2) La electricidad es muy limitada; tiene horarios muy cortos: de 6.30 a 10 AM y de 18.30 a 30 PM. Solo hay calefacción en esos horarios. Nos tocó buen clima, aun así a la noche tuvimos frío. Una noche realmente fría sería insoportable. Con una inversión en paneles solares se solucionaría 3) No hay WIFI (en otros lugares del Parque hay internet satelital, podrían poner perfectamente) y uno está totalmente incomunicado. 4) La ubicación es mala, muy alejada de la entrada al Parque por el camino interno. Hay un camino que acortaría, pero hay que cruzar el río: no hay inversión en el puente. 5) La vista de las habitaciones es muy linda, pero nuestra habitación daba al paso de todos: por ahí se va al comedor. Y tiene solo cortina blackout: oscuridad y privacidad o paisaje a la vista de todos. 6) El personal de limpieza nos cerró las valijas. Había dejado todo guardado con las valijas abiertas, sin acomodar, y al cerrarlas me rompieron el cierre de una valija, que tenía demasiadas cosas (por eso no la había cerrado). No había necesidad de tocar las valijas. 7) Cena y desayuno: esto es vergonzoso. El desayuno es paupérrimo. Solo pan negro, manteca, un plato con tres frutas (escaso: tres trozos para todos), cereales, leche tibia, yoghurt, jugo de piña (no de naranja, básico), café (muy feo). Para lo que cobran, una nada. La cena tiene el mayor problema en la elección del menú y el precio (y no hablemos de la relación entre ambos). Solo una noche cenamos, porque nos disgustó. La entrada era una ensalada de tomate, lechuga y pepino. De plato principal había dos opciones: canelones de carne picada con una cucharadita de salsa (dos canelones) o pollo con papas. El postre era un chiste de mal gusto: medio durazno en almíbar y una rodaja de ananá en almíbar. 8) Servicios: no ofrecen prácticamente. Solo una cabalgada, irrisoriamente cara: 55 USD las tres horas. En definitiva: un lugar lindo, con buenas posibilidades, pero muy mal administrado.
Leer más
Hostería muy acogedora, con la mejor vista a las Torres del Paine. Un lugar que te conecta con la naturaleza, amigos del medio ambiente, producen su propia energía eólica. Tienen caballos, nosotros hicimos una cabalgata de 5 horas, con las torres del paine a la vista.
Leer más
La Estancia Tercera Barranca se situa aislada y necesitas alrededor de una hora para accederla en camina (mejor con 4x4) desde la carretera que une Cerro Castillo y las porterias de Sarmiento o Laguna Amarga. Habitaciones basicas pero buenas, servicio muy amable. Como en casi todos lugares en los alrededores del Parque Nacional Torres del Paine, los precios son altos y no son en equilibrio de una buena calidad. Lo que es claro: aqui no debes preocuparte sobre tu conexion movil o internet - tranquilate.
Leer más
Una vez que llegas al lugar, después de manejar aproximadamente 1 hora desde la entrada de las torres ( un camino muy solitario largo y algo difícil) llegas a una pequeña cabaña ubicado en un paisaje inhóspito y con una vista increíble a las torres. Todo es felicidad, ya que te encuentras en la nada misma! Te sale a recibir una joven muy agradable quien te muestra tu pieza y te invita a conocer las instalaciones. Todo es alegría hasta que te presentan a una especia de “administradora” del lugar. Es acá donde vemos una de las principales falencias del lugar, lo poco acogedora que se hace la estadía con personajes tan amargados. Esta administradora que a lo lejos se ve agradable, finalmente resulta ser odiosa. En ningún momento intentó ayudarnos, para ninguno de nuestros paseos si es que no los tomábamos directo con el hotel. Siempre con una mala cara y lo único que tenía en la cabeza era como sacara más $$ a los turistas ( sobre todo si eran extranjeros). La gota que rebalsó el vaso fue al tercer día que quisimos hacer una reserva para la caminata sobre el glaciar Grey, para esto debíamos reservar a través de la tercera estancia (ahí ellos no se llevaban comisión) .Nuevamente esta insoportable argentina no nos prestó ninguna clase de apoyo, digo que intentaría ayudarnos con la gestión ( finalmente supimos que no hizo nada) y pese a que reclamamos, no contamos con el apoyo de la estancia para un trámite que sólo ellos, dado lo alejado que queda el lugar de todo, podrían darnos. Finalmente como anécdota, tuvimos que escalar un cerro para encontrar señal y logramos hacer la reserva directo nosotros con la central del Grey. Al final, nunca recibimos ayuda para nada de qué hacer y como hacerlo, pese a que estas en un lugar totalmente alejado. Nunca nos ofrecieron realizar alguna reserva o ayuda. Ni siquiera el telefono de puerto natales nos contesto alguna vez! Comidas brutalmente caras. CADA almuerzo y comida tiene un costo de $20.000 - $25.000pp. Lo que resulta increíble es que, primero que nada no te dejan llevar a la mesa ni tu propia agua, ni jugo ( cerveza eso si y te cobran $5.000 por descorchar una lata!!--> Recordar que essto no es un restaurant si no que una estancia, en donde la idea es sentirse en casa). Como recomendación para quienes deseen ir a este lugar es que sólo tomen desayuno que viene incluido y el resto de las comidas del día se vayan a hoteles mejores. Pese a que hay que decir que el MENU en Tercera estancia es muy rico ( comida casera, platos cocinados por una señora muy amable ) son muy caros. Como comentaba, si se van a cualquier otro hotel, podrán comer platos con carta y terminarán pagando $18 aprox por platos de mejor calidad en ambientes más agradables. Demás esta decir que una vez pedimos una lamina extra de queso y nos dijeron que deberían cobrarla! El lugar es súper alejado de todo y las instrucciones para llegar dejan mucho que desear. Primero te dicen que el lugar queda a algunos minutos de las torres. La verdad es que fuimos a la oficina en puerto natales de Baqueano Zamora, dueños del lugar, quienes nos explicaron cómo llegar y nos entregaron una hoja impresa con un mapa hecho a mano explicando cómo llegar . Aunque hay que decir que el mapa si nos ayudó a llegar, el lugar queda muy lejos. Con sólo decir que desde la base de las torres hasta la Estancia hay 1 hora y 4 portones que abrir antes de llegar al lugar. 4) Ahora, no todo es malo como parece. Cosas que son muy buenas, el hotel tiene piezas exquisitas, con calefacción central, baños impecables, camas muy ricas y una vista alucinante. Un día tuvimos un problema con el auto y un señor que trabaja ahí nos ayudó para conseguir bencina y la llevo al lugar. El lugar queda ubicado en una zona muy linda, alejada de todo, donde en el sol se esconde a las 23 horas y los últimos rayos de sol caen exactamente en la estancia. Te duermes con el sonido de animales que caminan por el lugar y el viento que sopa fuerte. En las mañanas abres las cortinas, ven de frente a una imponentes torres, te levantas a tomar desayuno y comienzas tu día en uno de los países más alucinantes que existen en el mundo.
Leer más
Anterior
RANGO DE PRECIOS
US$277 - US$320 (Basado en tarifas promedio para una habitación estándar)
UBICACIÓN
ChileRegión de MagallanesParque nacional Torres del Paine
CANTIDAD DE HABITACIONES
11
¿Este es su perfil de TripAdvisor?

¿Es el propietario o administrador de este establecimiento? Solicite su perfil gratis para responder las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Solicitar su perfil